Seleccionar página

PadresDoy gracias a mis padres, gracias a ellos, puedo vivir mi propia experiencia.

Venimos a este mundo para experimentar, con las vivencias aprendidas evolucionas, elevas tu consciencia. Este es el trabajo que tienes aquí en este plano.

Acepta a tus padres tal como son, ser padres es una ardua tarea nada fácil de llevarla a cabo, por la incomprensión, la responsabilidad que requiere.

La llegada de un hijo, un gran acontecimiento, es tan deseado que te llena de emoción.

Los nuevos padres deciden que van a educar mejor a sus hijos, de cómo lo hicieron con ellos.

Yo lo dije ¿Y tú?

Juzgo, y que no me juzguen! Caramba pues mira qué bien.

Antes de empezar a ser consciente y trabajar mi evolución como persona, confieso que era bastante desagradecida.

Ahora sé, que si no agradeces y aceptas todo lo que te sucede, no serás libre ni obtendrás la tan ansiada felicidad.

Durante muchos años he pensado que su manera de educar no era la correcta, les he acusado y juzgado.

Media vida enfadada con mis padres

Era una ignorante, no era consciente de que me daban lo mejor de ellos, no sabían más. Nadie puede dar lo que ignora y no por ello hay que «matar» en el sentido irónico de la palabra.

Siempre han querido lo mejor para mí, en todas las prohibiciones que hicieron en su día, estaba oculto su propio miedo. ¡Ahora lo comprendo!

Como madre me dije que con mis hijas no iba a hacer lo mismo, sería mucho más permisiva. ¡Error, copié el patrón de ellos!

Y he sido acusada y juzgada, el modelo se repite, aún que actúes de distinta manera.

¿Te suena esta historia?Padres1

Llevamos un programa incrustado en nosotros que nos viene de nuestros ancestros y heredamos de generación en generación, es un legado.

Esto lo explica muy bien Enric Corbera cuando habla de Biodescodificación (Video) las historias de nuestros padres y antepasados se repiten.

Como consecuencia puede pasar que no estés del todo conforme en el cómo van ciertas cosas en distintos ámbitos de tu vida.

  • Laboral
  • Familiar
  • Social

Da igual en el que sea, y no te lo explicas.

Te cuento el secreto

Es el aceptar, todos queremos amor y el amor empieza por uno mismo.

Hay dos cosas que te enaltecen:

  1. Dar las gracias.
  2. Pedir perdón por la interpretación que tú haces de los hechos.

Sí, sí, ya sé que lo he dicho muchas veces y las repetiré bastantes más para que no se olvide.

Aunque no te gusten los padres que tienes y no estás satisfecha con el comportamiento de tus hijos hacía ti, intégralo y acéptalo.
Pues ahí está tu trabajo evolutivo como persona.

Esta es una frase de Borja Vilaseca

“No encontrarás la paz en esta vida hasta que

estés verdaderamente en paz con tus padres.”

Tú que piensas ¿estás de acuerdo?

Por mucho dolor, tristeza o ira qué causen los recuerdos que uno tiene de la infancia no debemos negarlos.

Esta actitud nos ayuda a ser mejores personas, y hace que las historias no se repitan mejorando así nuestras relaciones en cualquier aspecto de nuestra vida.

Se busca fuera lo que no se tiene dentro; cambia tu, y tu alrededor cambiará

Suelta el sufrimiento y vive en paz

Acepta la experiencia de lo que has vivido con tus padres, no dejando la herencia de tus miedos a tus hijos, consiguiendo con ello que las generaciones venideras sean mucho mejor.

En esta vida, como he dicho se viene a aprender, y, de todas las vivencias buenas y no tan buenas tenemos un aprendizaje. De todas sin excepción, por ello siempre hay que agradecer

Si no te atreves decírselo de palabra, escríbelo en un papel totalmente blanco y mejor con lápiz.

Declaro

Que yo lo he hecho, cuando supe esta maravillosa fórmula mi padre ya no vivía, y lo hice en papel.
Ahora, cuando mi madre se culpa de cosas que cree haber hecho mal, le digo que no se preocupe, ya que nadie tiene el manual de ser el padre/madre perfecto.

Mi grano de arena para la humanidad es:
Mejorar yo cada día como persona, cambiando mi manera de ver al otro, no juzgando. Pues ignoro lo que pueda estar viviendo o a vivido este ser, para actuar de cierta forma.

Si todos tuviéramos este propósito el mundo sería mejor, ¿no crees?

Escribí este artículo, por si quieres hecharle un ojo.
Sonreír y agradecer es la base para fluir con el día a día
CLICA AQUÍ  y sonríe.

¿Te apuntas a esta acción, o ya la haces? 

Me encantará leer un comentario con tu opinión

Un abrazo,
Carme.